15 cosas típicas de Canadá que debes conocer


Cosas típicas de Canadá

Culturalmente, todos los países son diferentes y la vida se vive de un modo distinto. Aunque haya similitudes en aspectos religiosos, artísticos y gastronómicos, la forma en que cada país celebra estos hechos culturales es siempre única y no se puede comparar con otros. Te hablaremos algunas de las cosas típicas de Canadá que debes conocer si decides emigrar a estudiar o vivir en Canadá.

En los países angloparlantes también sucede el fenómeno cultural. Se suele pensar que todos los países que tienen el inglés como su lengua oficial se comportan de la misma manera, tienen las mismas celebraciones y sus preferencias son idénticas.

Sin embargo, esto no es tan acertado. Las tradiciones de Australia, son muy diferentes a las de Nueva Zelanda, aunque estén muy cerca en términos geográficos. De igual manera, la manera como se ve la vida en estos dos países es abismalmente opuesta a la forma en que los estadounidenses lo hacen.

¿Cuáles son las costumbres y tradiciones de Canadá?

¿Cuáles son las costumbres y tradiciones de Canadá?

Se suele pensar que todos los países angloparlantes son simplemente una extensión cultural de la cultura inglesa. Al fin y al cabo fue Inglaterra la que llevó el idioma y otros aspectos culturales a esos países durante la colonia.

Aunque muchas de las tradiciones y cosas típicas sí pueden encontrar su origen en costumbres puramente inglesas, lo cierto es que el proceso de adaptación cultural que estos aspectos culturales ingleses atravesaron supuso un cambio rotundo.

Si le preguntas a cualquier habitante de los países angloparlantes, es muy probable que te diga que la única celebración que se considera genuinamente inglesa es el Día de la Mancomunidad, o Commonwealth Day, celebrado siempre el segundo lunes de marzo. 

Canadá, como país angloparlante pero también como parte de la Mancomunidad, no es la excepción a estos procesos históricos y culturales. En este blog le echaremos un vistazo a varias de las tradiciones y cosas típicas de este país norteamericano, y veremos que son costumbres puramente canadienses.

Si quieres vivir, estudiar y trabajar en Canadá, deberás tener muy en cuenta estas cosas típicas del país.

Ver, jugar, sentir y vivir el Hockey

Ver, jugar, sentir y vivir el Hockey en Canadá

Para nosotros los latinoamericanos es un poco complejo ver cómo en otras latitudes del planeta se sigue con tanto fervor deportes o actividades físicas tan extrañas como el cricket, el bádminton, el ping pong o la gimnasia rítmica.

Para muchos de nosotros que crecimos y nos formamos en una cultura donde el fútbol es el deporte rey, y solo podemos comprender la alegría extrema cuando nuestro equipo favorito marca un gol, o cuando se gana un título.

Pues bien. Debemos tratar de comparar esa alegría inmensa que nos produce el fútbol con el estado de éxtasis que siente cualquier canadiense cuando hablar de hockey se trata. El hockey es el deporte nacional y que más títulos a nivel mundial le ha dado al país en competencias internacionales.

Los canadienses suelen asistir en masa a las  2,860 pistas de hielo al interior y más de  5,000 pistas al aire libre que se pueden encontrar en todas las provincias del país. Es común también que los canadienses practiquen hockey regularmente, y uno de los utensilios deportivos más vendidos en las tiendas de este tipo son los palos de hockey y los buzos de protección.

No pierdas la oportunidad de jugar hockey cuando te inviten. Es una experiencia diferente, amena y muy divertida. Solo deberás tener cuidado en no caerte.

Hacer senderismo y acampar

Hacer senderismo y acampar Canadá

Los canadienses son muy conocidos a nivel mundial por su amor por la naturaleza. No es de extrañar que de este país hayan salido las más reconocidas organizaciones ambientalistas y de defensa de la naturaleza.

Algo muy típicamente canadiense es, por ende, disfrutar de esa riqueza natural que ofrece el país. Dentro de las fronteras canadienses se reúnen una amalgama de sucesos ecológicos difícilmente hallados en otros países. En Canadá se pueden encontrar las Montañas Rocosas, los lagos más grandes del mundo, ríos de más de 3000 kilómetros de extensión y glaciares de extensión inconmensurable.

Es por este contexto tan favorable que los canadienses disfrutan mucho del senderismo en campos, valles y montañas. Practicar el famosísimo hiking sin o con ayuda de equipo técnico es una de las actividades al aire libre que más rápidamente se reanuda una vez termina el invierno y el clima es más favorable.

De igual manera, los canadienses prefieren perderse en la naturaleza más de un día. Los espacios para acampar en los parques naturales del país son espectaculares, con baños impecables, zonas de calefacción, cocinas y conexión a internet. 

En Canadá se encuentran varias de las mejores empresas de confección y diseño de elementos para escalar, acampar y sobrevivir en ambientes alejados de la civilización. Uno de los mejores regalos que le puedes hacer a un canadiense es una tienda de campaña o un buen par de botas para caminar en la montaña.

La poutine y la miel de maple

La poutine y la miel de maple de Canadá

Aunque Canadá no tiene una tradición gastronómica tan milenaria y variada como países más reconocidos, léase México, Argentina, España, Tailandia o Italia, los canadienses tienen comidas típicas que suelen acompañar las festividades tradicionales del país y los días de navidad.

Tal es el caso de la famosísima poutine. Este plato tuvo su origen en la provincia francófona de Quebec, y es directa heredera de toda la tradición de la cocina francesa y su encuentro cultural con los alimentos propios que se dan naturalmente en la provincia. La Poutine es conocido internacionalmente y es parte de las marcas registradas de Canadá.

Este plato típico tiene papas fritas, queso cheddar o mozzarella, salsa de carne o salsa de miel de maple. Según la provincia a donde vayas, el plato tendrá sus variaciones y adaptaciones. En algunas provincias puede ser acompañado con salchicha, en otros por pedazos de carne de res o pollo, y está también la variedad vegana y vegetariana. Lo que sí suele ser invariable es el uso de la miel de maple.

Y es que la miel de este árbol es quizá el producto de exportación canadiense más conocido a nivel regional y mundial. El maple, o arce, es el árbol nacional, a tal nivel que su hoja es la que adorna la bandera de Canadá en el centro.  Este árbol comienza a florecer en primavera, y es en esta estación que se empieza a extraer la miel que de su corteza brota.

Esta miel acompaña diversos platos de la gastronomía canadiense, desde la comida rápida hasta el pavo navideño o el pollo asado. Si quieres vivir en Canadá, deberás acostumbrarte 

a la miel de maple, y unos tarritos de esta miel será el mejor regalo para tus familiares cuando visites tu país de origen.

Avistar las auroras boreales

Avistar las auroras boreales Canadá

¿Alguna vez has escuchado hablar de las auroras boreales? Son unos cuerpos de luz fluorescente, azulada o de matiz verde esmeralda que adornan de manera espectacular los cielos. Este fenómeno natural,  te hacen quitar la respiración ante la majestuosidad de su puesta en escena.

Este majestuoso evento, que muchos piensan sólo puede tener lugar en Islandia o en el Polo Norte, también puede ser avistado en Canadá. Cuando va muriendo el otoño y se avizora la llegada del invierno, es decir, entre los meses de Octubre y Noviembre, las auroras boreales hacen su fantástica presencia en los cielos canadienses.

Uno de los planes más típicos para los canadienses es viajar a ver esta maravilla natural. Para hacerlo, muchos suelen ir a un lugar que está a tan sólo dos horas de vuelo al norte desde Toronto o Montreal. El lugar a visitar para presenciar esta maravilla del universo se llama Kuujjuaq.

Kuujjuaq es un pequeño pueblo con aproximadamente 2700 habitantes. Está ubicado en Nunavik, la región más al norte de la provincia de Quebec. Estos territorios ancestrales son sagrados para la comunidad indígena Inuit, y se caracterizan por sus inviernos extremos y ausencia de contaminación lumínica, lo que permite a los visitantes acceder fácilmente al espectáculo sin necesidad de aparatos especiales.

En algunas ocasiones, también es posible ver estos fantasmagóricos fenómenos en la provincia de Manitoba, específicamente a un par de horas al norte de la capital Winnipeg.

Los canadienses suelen sentirse orgullosos de que este suceso pueda ser avistado en su país, y suelen invitar a sus amigos extranjeros a hacer planes para viajar a los lugares más apropiados para poder verlos. Aunque los vuelos hasta estos lugares no son baratos, si será la mejor inversión que podrás hacer en toda tu vida.

Viajar en tren

Viajar en tren en Canadá

El sistema de trenes de Canadá es uno de los más antiguos del mundo. En 1836, en las afueras de la ciudad de Montreal, Quebec, se fundó la primera compañía de transporte en rieles. Ya para el año de 1880 el sistema de transporte de trenes en todo el país estaba completado, llevando carga, pasajeros e insumos de costa a costa del país.

Este genial logro de la ingeniería canadiense ha permitido que en la actualidad haya cerca de 50.000 kilómetros de carrileras que anualmente permiten transportar a más de 84 millones de personas. ¡Todo un hito en este medio de transporte!

Es por esta razón que los canadienses suelen movilizarse en trenes cuando deben realizar una diligencia o tienen un plan vacacional a alguna provincia cercana. Aunque la industria aérea canadiense es muy robusta, el viaje en tren se considera como una alternativa eficiente, ecológica y romántica, ya que se puede apreciar en su plenitud toda la belleza natural de los paisajes canadienses.

Celebrar el día de la Reina Victoria

Celebrar el día de la Reina Victoria en Canadá

Como te comentamos antes, Canadá, al ser un país en parte angloparlante, tiene herencias culturales cuyos orígenes se pueden remontar a Inglaterra. La lengua, la gastronomía y la forma de ver el mundo se ven influenciadas por ese origen inglés que se mezcló con las tradiciones francesas y con toda la cultura de las comunidades indígenas.

Es por esta razón que Canadá tiene un día feriado en donde se celebra la existencia de la monarquía canadiense. Inicialmente se estableció este día como un homenaje al día de cumpleaños de la reina Victoria de Inglaterra. Sin embargo, en la actualidad esta festividad recuerda las raíces y tradiciones canadienses que tienen un origen común en el Reino Unido.

Este día se celebra el lunes que precede al 25 de Mayo y es un día feriado. Los canadienses suelen asistir a desfiles, eventos musicales, discursos políticos, festivales gastronómicos y paradas militares. 

En provincias angloparlantes como Ontario y British Columbia, las celebraciones de este día también incluyen desfiles de minorías del país, tales como los irlandeses, los turcos y los chinos. Estas celebraciones paralelas muestran la simbiosis entre esas culturas y las tradiciones canadienses.

Es importante que sepas que este día no es día feriado en las provincias de Nova Scotia, Prince Edward Island y en Newfoundland and Labrador, pero si estás en Quebec y en New Brunswick, este día sí es feriado, aunque en esas provincias se celebran otras tradiciones, ajenas a la herencia británica.

Visitar las Cataratas del Niágara

Visitar las Cataratas del Niágara

Las Cataratas del Niágara son quizá la maravilla natural canadiense más reconocida a nivel mundial. Y no es para sorprenderse: estas tres apoteósicas cataratas son las que, por cantidad de agua, están ubicadas en lo más alto del listado a nivel mundial.

Las cataratas están ubicadas justo en la frontera entre Estados Unidos y Canadá, y por ende se pueden avistar desde los dos países. Sin embargo, es el costado canadiense donde está ubicada la catarata más grande: La catarata horseshoe. Es por ello que muchos canadienses se sienten muy orgullosos de este evento natural.

Las cataratas del Niágara son una de las siete maravillas del mundo moderno. Sus aguas provenientes del Río Niágara caen en picada desde una altura de 57 metros y de 790 metros de ancho. 

Los canadienses suelen ir con frecuencia a las cataratas, especialmente si residen en las provincias del este del país. Este destino natural es muy famoso especialmente para las lunas de miel de las parejas canadienses

De igual forma, miles de parejas de novios visitan las cataratas para compartir con su persona amada el avistamiento de una maravilla natural incomparable. También debes saber que las fiestas en este lugar suelen durar toda la noche, dado que hay unos casinos al lado y lado de la frontera que están abiertos las 24 horas.

Fumar

Fumar en Canadá

Como lo mencionamos antes, Canadá también recibió una fuerte influencia del periodo de colonialismo francés, especialmente en las provincias del este. No es de extrañar entonces que escuches en inglés palabras como pneu (neumáticos) o bouilloire (tetera) incluso en contextos no franceses.

Una de los hábitos típicos de los canadienses tiene que ver mucho con esa herencia gálica. Si quieres vivir en Canadá, deberás acostumbrarte a ver a muchos canadienses fumando cigarrillo en espacios abiertos. Debido a que las restricciones para los fumadores cada vez son más fuertes, es muy típico en Canadá ver afuera de las casas, edificios, restaurantes y bares a los canadienses fumando un cigarrillo, especialmente en invierno.

Cuando nos referimos a fumar, también estamos hablando, claramente, de la marihuana. Como te contamos en el blog sobre este tema, en el año 2017 el gobierno canadiense aprobó el consumo recreativo de la cannabis sativa, o marihuana. Esto significó tan solo un formalismo legal y mediático, ya que muchos canadienses consumían este producto mucho antes de su legalización.

Beber cerveza

Beber cerveza en Canadá

En el primer punto de este listado te contamos que el deporte nacional de Canadá es el hockey. Los canadienses suelen ver, practicar, hablar y sentir el hockey casi que todos los días del año.

Pues bien, hay un elemento que en todas esas facetas de este deporte nunca puede faltar: la cerveza. Sea en una botella, en una jarra, en una lata o en un vaso de plástico, la cerveza es la bebida oficial del país.

En cualquier supermercado, bar, o tienda de barrio, los canadienses encuentran decenas de variedades de cervezas, nacionales o extranjeras, que satisfacen la gran demanda que existe en el país. Se calcula que, en promedio, un canadiense bebe al año la sorprendente cifra de 80 litros de cerveza ¡todo un montón! Esto, sumado a todo el consumo nacional, supone un gran total de 22.700.000 hectolitros de cerveza.

Las provincias de Newfoundland y de Quebec son las provincias donde sus habitantes más consumen cerveza.

Los canadienses suelen acompañar la cerveza con los platos típicos de su región así como de maní, salchichas, palomitas de maíz, y, cómo no, de un cigarrillo. El consumo de cerveza al aire libre está prohibido en la mayoría de las provincias, y deberás tomar cerveza sólo en los bares, restaurantes o en tu hogar. Sin embargo, hay algunas provincias que permiten el consumo en espacios abiertos siempre que haya un alimento también.

Comer en un Tim Hortons

Comer en un Tim Hortons en Canadá

Cuando caminas por las calles de tu ciudad y de repente ves el logo gigantesco de McDonald ‘s, ¿qué es lo primero que te viene a la cabeza, además del payaso Ronald McDonald? Es muy seguro que siempre pensemos en los Estados Unidos al ver a este famoso restaurante de comida rápida. Es su marca más conocida en el exterior.

Bueno, así también sucede con el restaurante Tim Hortons. Este restaurante es prácticamente el equivalente canadiense de McDonald ‘s, y su logo es uno de los que siempre llega a la mente cuando se habla de comida rápida de precios bajos en Canadá.

Es muy común para los canadienses ir a este restaurante a desayunar, ya que sus desayunos son muy famosos: café, huevos en sandwich, bagel y un alfajor. A manera de broma, se suele decir en Canadá que hay más Tim Hortons que personas en el país.

Atravesar el país de costa a costa

Atravesar el país de costa a costa en Canadá

Hay algo similar que tienen los canadienses con respecto a los estadounidenses, en medio de otras varias cosas. Los canadienses aman conducir su coche. Gracias a las espectaculares vías que conectan las ciudades, los pueblos y las provincias, los canadienses en promedio tienen un 1.5 coches por familia, y esto les permite ir a trabajar, a estudiar, a pasear o simplemente salir al restaurante el domingo.

Otro de los planes que permite esta gran infraestructura vial y que se ha convertido en años recientes en una meca canadiense (al menos una vez en la vida debes hacerlo) es viajar de costa a costa del país en automóvil.

Esta travesía comprende el recorrido de más de 8500 kilómetros a través de 8 provincias, desde la provincia de Nova Scotia hasta British Columbia, si haces el recorrido de este a oeste, y viceversa, cuando quieras regresar. Se estima que el tiempo que se toma para conducir todos estos kilómetros es de 110 horas, con paradas incluidas.

Como te contamos, los canadienses están muy orgullosos de su riqueza paisajística y ambiental, por lo que este recorrido a lo largo del país le permite a muchos de ellos conocer partes de su país que desconocían antes, así como generar ese intercambio cultural con habitantes de otras provincias.

Celebrar el Día de San Patricio

Celebrar el Día de San Patricio

Canadá tiene muchas influencias culturales además de la inglesa y la francesa, bastante conocidas ya. En Nova Scotia, como su nombre lo puede llevar a pensar, la influencia escocesa fue muy fuerte a finales del siglo XIX. En Quebec, la influencia italiana marcó el comienzo del siglo XX, y la inmigración china e india en las provincias del oeste han sido el motor económico de esa parte del país por más de 40 años.

Una de las comunidades de inmigrantes que más ha generado una simbiosis con la cultura candiense es la comunidad irlandesa. En la actualidad hay muchos canadienses directamente descendientes de inmigrantes irlandeses que llegaron al país hace más de cien años, así como hay muchos irlandeses que han encontrado en Canadá un mejor destino para vivir

Es por esto que en muchas de las provincias de Canadá, el día Marzo 17 es un día de celebración. La fiesta de San Patricio, o Saint Patrick ‘s Day es el evento anual que conmemora la cultura irlandesa alrededor del mundo. 

En Canadá, esta celebración promueve el conocimiento sobre la gran influencia que ha tenido la comunidad irlandesa en el país en ámbitos como el gastronómico, el deportivo, el artístico y el político. 

Los canadienses suelen celebrar el día de San Patricio vistiendo alguna prenda de color verde, o en algunos casos ¡vestir todo de verde! Se suelen hacer grandes manifestaciones en la calle, y, no ha de faltar el consumo masivo de cerveza irlandesa.

Celebrar la inmigración y la multiculturalidad

Celebrar la inmigración y la multiculturalidad en Canadá

Como lo habrás leído en alguno de nuestros blogs, una de las razones que hacen a Canadá un gran destino para vivir, estudiar y trabajar es el hecho de que su estado, sus autoridades, sus leyes y su sociedad alaban la inmigración y la reconocen como motor del poder de su país.

Es por esto que para el canadiense promedio, ver a un inmigrante en la calle, provenga del país o región del mundo de donde provenga, es tan solo uno de los sucesos normales del país. Esta normalización de la inimigración genera un ambiente más propicio para la multiculturalidad.

En general, los canadienses suelen respetar a aquella persona que viene de otro país, y suelen recibir al recién llegado con amabilidad y candidez. No se puede negar que algunos canadienses parecerán fríos o cerrados cuando justo los acabas de conocer, pero esto solo es cuestión de tiempo y falta de confianza. 

(Sobre)vivir el invierno

Vivir en Canadá

No te vamos a negar algo que posiblemente ya  debes conocer: Los inviernos en Canadá son muy fuertes, especialmente para nosotros los latinoamericanos que estamos acostumbrados a temperaturas más agradables.

No obstante, hay que tener muy en cuenta un aspecto que se suele olvidar cuando se habla de invierno en este país:Canadá es un país que se extiende del Océano Atlántico al Océano Pacífico por más de 5500 km. 

Esto es muy importante saberlo, ya que, a pesar de que en todo el país se viven las cuatro estaciones típicas del hemisferio norte, no en todas las provincias las estaciones se manifiestan de la misma manera.

Es por eso que el invierno en Canadá puede ser muy diferente para el canadiense que vive en las provincias del oeste como Prince Edward, Nova Scotia, New Brunswick or Quebec, donde los inviernos realmente son r muy fuertes, con una temperatura que puede llegar a alcanzar hasta los 40 grados bajo cero, que el que vive las provincias del oeste de Canadá. donde esta estación es mucho más leve.

Sea cual fuere el caso, el canadiense y su relación con el invierno es algo rutinario en su modo de vida de cada año. La compra de ropa de invierno, el planear con tiempo los horarios de salida de casa o trabajo para no perder el bus, la adquisición de seguro contra accidentes… todos son actividades rutinarias para todos los canadienses una vez la temperatura empieza bajar

Un dato que nos puede parecer tremendamente curioso a nosotros, los latinoamericano, es que muchos canadienses afirman que si el día de navidad (para ellos el 25 de Diciembre) no cae la nieve y pinta de blanco las calles, ellos se entristecen mucho. Para ellos la navidad es equivalente al blanco relucir de la nieve.

Cruzar a los Estados Unidos

Cruzar a los Estados Unidos viviendo en Canadá

Canadá y Estados Unidos comparten una frontera de 8.891 kilómetros…¡la más larga del mundo. A través de 8 provincias, cientos de ríos compartidos y hasta unas cataratas justo en la frontera, esta línea que separa a los dos países norteamericanos los ha determinado como naciones desde su fundación.

Para un candiense promedio ir a los Estados Unidos es un plan más que rutinario. Como te contamos antes, el canadiense ama conducir su coche, y uno de los planes más comunes para los habitantes de esas 8 provincias es cruzar a los Estados Unidos a pasear, a hacer compras, a asistir a algún concierto o simplemente a tanquear gasolina.

La frontera tiene más de 25 puntos de cruce vehicular y peatonal que suelen ser transitados de un lado para otro por miles de personas. 

Dado que la licencia de conducción y el pasaporte de su país le permiten al ciudadano canadiense pasar la frontera conduciendo un coche  sin tramitar ningún tipo de visa, es común ver cómo ellos cruzan a los Estados Unidos como si se tratara del ingreso a cualquier ciudad canadiense. ¡Esto es algo que nos parece muy raro a los latinoamericanos, dada nuestra relación migratoria con los Estados Unidos.

Viaja con Nómadas Experience y cumple tu sueño de vivir y estudiar en Canadá

Viaja con Nómadas Experience y cumple tu sueño de vivir y estudiar en Calgary

Si quieres estudiar y vivir en Canadá, nosotros te podemos ayudar, y lo mejor… ¡Lo hacemos gratis! Resolveremos todas tus dudas y te guiaremos durante todo el proceso para que te sientas cómodo y seguro antes de dar el gran paso.

Leave a Reply